Ganamos al Bellreguard y ya estamos en semifinales.

Al final ha sido en domingo, pero se ha conseguido.

Empezó bien la mañana con la victoria de  Ximo y Richi, que en todo momento controlaron el partido para acabar ganando por un holgado 7-6/7-6. Ximo tuvo por un bajón anímico durante unos minutos, hecho que a posteriori, analizando las grabaciones, pudo estar causado por el pelotazo que recibió en los kiwis.

A continuación Marco y Marcos jugaron un duro partido, tanto como la pista de muro en la que se disputó. Por momentos parecía que conseguían plantar cara, sobre todo después de sumar su cuarto juego. Pero en ese momento ya habían perdido el primer set 6-2 y estaban 5-2 bajo en el tercero. Les dio pereza remontar y decidieron perder. Lucharon pero no pudo ser.

El tercer y definitivo partido enfrento a la temible dupla Escandell-Castañer contra uno de los jóvenes con más proyección de la zona, Vicent Cànoves. Los locales, tras perder 6-2 el primer set, llevaron el segundo al tie break, viviéndose momentos de gran tensión. Para que no sufráis más, os cuento como acabó: Ganaron los de Tavernes.

 

Os esperamos a todos en las semis.